Mantente Conectado

Cultura

Irresponsabilidad y crimen – Proceso

Foto del avatar

Publicado

el

Historial de incidentes con migrantes muertos en América | Diario24

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).–En 1979, el filósofo Hans Jonas escribió un libro fundamental, El Principio de la Responsabilidad. Jonas, como muchos de sus colegas, se había dado cuenta de que lo que caracteriza a la era tecnológica es una brecha entre nuestras acciones y sus consecuencias, y propuso, a la manera de Kant, un imperativo categórico: “Actúa de tal manera que los efectos de vuestra acción son compatibles con la permanencia de una vida auténticamente humana en la Tierra”.

A pesar del refinamiento de su argumento, la irresponsabilidad es la característica del hombre tecnológico. Lo que la caracteriza, como mostró Hannah Arendt en Eichmann en Jerusalén, es la “banalidad del mal”, la ausencia de relación entre el acto –transportar a los judíos a los Lagers– y su exterminio. A pesar de las evidencias, ese hombre nunca logró reconocerse como un asesino y mucho menos como un genocida. Como un trabajador en la cadena productiva de una fábrica, Eichmann nunca se identificó con el producto de su trabajo. Maximiliano Aue, el ex oficial de las SS de Las Benévolas, lo expresa con un cinismo abrumador de Jonathan Littell, al referirse al programa T-4: el exterminio de los discapacitados y enfermos mentales, creado dos años antes de la Solución Final: “De la Así como, según Marx, el trabajador está enajenado del producto de su trabajo, en el genocidio o la guerra en su forma moderna el ejecutante está enajenado del producto de su acción (en el programa T-4), a Los enfermos, seleccionados por disposiciones legales, fueron recibidos por enfermeras que los registraron y desvistieron, algunos médicos los examinaron y los llevaron a un cuarto cerrado, un operador abrió el gas, otros limpiaron, un policía emitió el acta de defunción. Cuando fueron interrogados después de la guerra “ninguno reconoció su culpabilidad: siguieron procedimientos establecidos y supervisados.

Este argumento de Aue, el mismo que, de alguna manera, utilizó Eichmann durante su juicio, el mismo que bajo el alegato de «obediencia debida» estuvo en los militares argentinos, es equiparable al de López Obrador, Adán Augusto López y Marcelo Ebrard. ante la espantosa muerte de los 40 migrantes en un penal de Ciudad Juárez. En la cadena burocrática que conforma la política migratoria, ellos, desde la cúspide de la jerarquía, reaccionaron como Eichmann, como los encargados del programa T-4, como los acusados ​​en los juicios de Nuremberg y los militares argentinos: “¿Soy culpable? ?” Lo que debió terminar con la renuncia de López Obrador, el Secretario de Gobernación, el Canciller y la investigación de todos los involucrados en este atroz crimen, se diluyó en la ausencia de responsabilidad que implica una cadena productiva respecto a su objeto último. . . Ya sea un Tesla o un crimen masivo -como este que involucra redes ilegales de tráfico de personas, burócratas, policías, cárceles, carceleros, secretarios y el presidente-, la responsabilidad no solo se vuelve difusa, se ausenta de la conciencia. Así, la primera reacción de López Obrador fue culpar a las víctimas por quemar colchones y burlarse del reclamo: «¿Quién te mandó a reclamarme, mi amor?»; la de Adán Augusto, señalando a Ebrard como responsable; el suyo, fingir estar a oscuras al ser fotografiados para una campaña política de la que todavía estamos lejos. La irresponsabilidad en una sociedad tecnificada y burocratizada no sólo desemboca en el crimen, sino también en el cinismo inhumano, en la banalidad frente al mal.

TE PUEDE INTERESAR:
Esto es lo que se sabe de las 23 personas que desaparecieron en SLP tras salir de Guanajuato

Lo más grave es que esta irresponsabilidad es parte de una política de Estado de la que la muerte de los 40 migrantes es una punta más de un monstruoso iceberg contra el que encallamos desde hace décadas. Este crimen que, como el de Acteal (1997), el de San Fernando (2010), el de mi hijo y sus amigos (2011), el de Ayotzinapa (2014), el de la familia LeBarón (2019), el de los Jesuitas y una guía turística (2022), por recordar algunos que acapararon la atención mediática, no son hechos aislados, como suele mostrarlos la prensa y confrontarlos el gobierno. Por el contrario, son parte de un fenómeno producido por una estructura política que permite la irresponsabilidad. En un aparato de Estado en el que el poder se sostiene no sólo a través de cadenas de mando, como en la producción industrial, sino también a través de intrincadas redes de complicidad como las descritas por Primo Levi en “La zona gris” de Los hundidos y los salvados, todos terminan alienados, incapaces de asumir responsabilidad alguna. De ahí el desprecio por las víctimas, el 97% de impunidad y el cinismo ante la muerte.

TE PUEDE INTERESAR:
Reforma para acotar al Tribunal Electoral, "no va": Ante "el repudio", la "partidocracia" recula

Jonas tenía razón al formular su principio de responsabilidad, porque la sociedad tecnológica es una amenaza para el futuro de la humanidad como lo demuestra el cambio climático, la posibilidad de una guerra de dimensiones inimaginables como la alentada por Putin y la repetición de crímenes atroces. En México, sin embargo, la palabra carece de contornos. La ausencia de ella en nuestros políticos tiene cara de Eichmann, esa cara estúpida y necia de los que desde 2006 administran el infierno y se culpan unos a otros para quedar en la impunidad; tiene el rostro gris y mediocre de quien cada mañana ahonda el inmenso pozo de horror en que seres como él convirtieron a México.

También creo que se deben respetar los Acuerdos de San Andrés, detener la guerra, liberar a todos los presos políticos, hacer justicia a las víctimas de la violencia, juzgar a gobernadores y funcionarios criminales, esclarecer el asesinato de Samir Flores, la masacre de los LeBarón, detener la megaproyectos y devolver la gobernabilidad a México.

Este análisis forma parte del número 2424 de la edición impresa de Procesopublicado el 16 de abril de 2023, cuya edición digital se puede adquirir en este enlace.

Continuar Leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Piden aclarar los alcances del acuerdo migratorio con Estados Unidos

Foto del avatar

Publicado

el

Por

Iglesia católica exige revisar política migratoria para garantizar derechos humanos | Diario24

Ciudad de México (Apro).– Decenas de organizaciones de la sociedad civil exigieron hoy al gobierno de México que explique claramente los alcances del acuerdo migratorio que se acordó en Palacio Nacional el pasado 2 de mayo con Washington y que entrará en vigor el próximo viernes 12 a partir de la celebración del Título 42 de la ley de EE.UU.

De entrada, las organizaciones expresaron su “consternación” por el hecho de que México seguirá recibiendo a personas no mexicanas deportadas por las autoridades estadounidenses.

“Entendemos que esto significa que, contrario a la práctica del gobierno mexicano antes del inicio de ‘Quédate en México’ o MPP, en enero de 2019, México seguirá aceptando migrantes no mexicanos devueltos por el gobierno de Estados Unidos, esta vez bajo Título 8. de la ley de los EE. UU. (es decir, personas deportadas por el sistema de inmigración de los EE. UU.)”, señalaron las organizaciones en una carta abierta.

TE PUEDE INTERESAR:
México en el Clásico Mundial de Beisbol: Gloria en la derrota

En su carta, dirigida a Marcelo Ebrard Casaubón y Adán Augusto López Hernández, respectivos secretarios de Relaciones Exteriores y de Gobernación, las organizaciones solicitaron información sobre los aspectos administrativos del inminente retorno de extranjeros a México, ahora bajo el Título 8, y este “En para orientar nuestro apoyo a la población que podría verse afectada”.

Preguntaron, entre otros, sobre las nacionalidades de los retornados que México prometió recibir; sobre los documentos que les otorgará el gobierno mexicano; sobre las medidas que tomará el gobierno mexicano para garantizar su seguridad y condiciones dignas de permanencia en el país; o sobre medidas para niños deportados.

Continuar Leyendo

Cultura

«Los monólogos de la vagina»

Foto del avatar

Publicado

el

Por

Los monólogos de la vagina | Diario24

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Hacer hablar a las vaginas, darles voz para que las mujeres expresen tabúes, violencias, abusos, transgresiones hacia sus cuerpos; denunciar la negación, la agresión y el juicio y la ignorancia hacia el placer de la mujer, es un gran aporte de teatro y humor. Temas candentes que nos hacen reír y observar la represión y la violencia en otras realidades y en nosotros mismos.

The Vagina Monologues de Eve Esler es una obra que ventila la intimidad y el uso violento de la vagina que experimentan las mujeres. Apareció por primera vez en 1996 en Off Broadway y sigue siendo escandalosamente actual. Desde 1998 se convirtió en un movimiento a favor de la mujer. Cada año, en los primeros meses del año, en el Día V (día de la vagina) se dan funciones en todo el mundo con el fin de sensibilizar y apoyar causas a favor de la mujer con lo recaudado.

Producida por OCESA en el año 2000, se presentó durante 15 años ininterrumpidos tanto en la Ciudad de México como en la República. Este año, Mejor Teatro, de Morris Gilbert, la vuelve a subir al escenario del Teatro Libanés, dirigido por Jaime Matarredonda, con tres actrices diferentes en cada función, leyendo e interpretando los testimonios de las mujeres, los comentarios de la autora y los puntos y apartes que hacen reír al público.

TE PUEDE INTERESAR:
Kiril Todorov “es un vividor”, afirma María José Alcalá (video)

Eve Esler escribió Los monólogos de la vagina a partir de 200 entrevistas que hizo con mujeres de diferentes edades, nacionalidades y estatus social. La obra es irreverente y habla sin rodeos sobre el nombre con el que se denomina a la vagina y las respuestas de las entrevistadas cuando se les pregunta cómo la vestirías o a qué huele. Se refiere a las diversas facetas de las vaginas y la creencia de que son un objeto para ser usado, violado y abusado.

Hace 23 años causó revuelo y molestia en diferentes medios por el atrevimiento de decir las cosas por su nombre. Lo que escandaliza hoy es que las cosas no han cambiado mucho. Hay monólogos que hablan de la mutilación femenina en Asia y África y sus fatales consecuencias en la vida de las mujeres; de dolor perpetuo, secuelas físicas, infecciones e incluso la muerte. Habla una mujer que vivió la guerra de Bosnia y los paralelismos con la guerra actual; la guerra contra el crimen organizado y los arrogantes machos que se atreven a violar a una mujer.

Las estadísticas de estos delitos son altísimas, y en Los Monólogos de la Vagina se ve cómo sucede, cómo se sufre y cómo es el abuso.

TE PUEDE INTERESAR:
Morena destruye todo lo que toca: Alejandra del Moral al hablar de desaparición de instituciones

Esta realidad contrasta con otros monólogos humorísticos, como el que hace referencia al desagrado al acudir al ginecólogo, a la poca evolución tanto de la ciencia como del mercado para brindar comodidad en el cuidado e higiene de la sexualidad femenina. Disfruta de la experiencia de una mujer en el taller de la vagina cuyo fin es descubrirla, conocerla y disfrutarla.

Los monólogos en voz de tres actrices en escena se expresan entre denuncias y risas, entre juegos de palabras y dichos; entre lo social y lo individual.

La escenografía es sencilla, con muy poca producción. Hay tres bancos altos y tres micrófonos para cada una de las mujeres. Un ciclorama transparente que evoca los pliegues vaginales y los tejidos detrás para completar la figura de esa parte del cuerpo que, junto con el clítoris, constituyen una poderosa fuente de placer para las mujeres, que a muchas se les ha negado y que el patriarcado ha hecho creer. que es propiedad de otros, que tiene efectos fatales de violencia y que puede terminar en feminicidios.

Reseña publicada el 7 de mayo de 2023 en el número 2427 de la revista Procesocuya edición digital se puede adquirir en este enlace.

Continuar Leyendo

Cultura

AMLO concluye videoconferencia con Joe Biden: Somos buenos vecinos y amigos

Foto del avatar

Publicado

el

Por

AMLO concluye videoconferencia con Joe Biden Somos buenos vecinos y | Diario24

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que reafirmó el compromiso con su homólogo estadounidense, Joe Biden, de trabajar, entre otros temas, por el narcotráfico y el tráfico de armas.

En redes sociales, López Obrador indicó: “Reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando juntos en temas como la migración con una dimensión humanista, el tráfico de drogas y armas y, sobre todo, la cooperación por el bienestar de los pueblos más pobres de nuestro continente. «

El mandatario aseguró que México y Estados Unidos “son buenos vecinos y amigos”.

La conversación duró alrededor de una hora y tuvo lugar dos días antes de que se eliminara el Título 42, que impuso una restricción más a los migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos sin permiso, en el contexto de la emergencia sanitaria por covid-19.

TE PUEDE INTERESAR:
Inflación en México cede y se ubica en abril en 6.25% anual: Inegi

Continuar Leyendo
GoogleNews300 | Diario24

Categorías

Tendencia